Lecciones aprendidas de gestión en las propiedades

El año 2020 nos trajo muchísimos aprendizajes de administración de inmuebles que serán clave en es te nuevo año que ya está andando. Tuvimos pandemia, huracanes, cierres de oficinas y cuarentena, que nos impulsaron a tomar decisiones inteligentes y rápidas para beneficio de nuestros clientes y sus propiedades.


El aprendizaje clave para nosotros fue el Manejo de Crisis y Riesgo. Una empresa de administración de propiedades que sabe cómo lidiar rápida e inteligentemente con los problemas va a sumarle valor al bien inmueble en vez de permitir que se devalúe el activo.


Manejo de Crisis y Riesgo


La incertidumbre es una parte ineludible en la apropiada gestión de una operación, por eso debemos tomarla en cuenta, medirla, definir espacios para esa variable y tener un plan para eso. La incertidumbre se traduce en riesgo o incluso posible crisis, por ende debemos saber anticiparla, manejarla y sacarle provecho a la misma. Dentro del manejo de crisis y riesgo podemos destacar 2 aprendizajes que llevan al éxito en la gestión de inmuebles: La flexibilidad y la Adaptabilidad.


Flexibilidad


Este concepto es parte de nuestros pilares en Accuro Prime y es una de las caracerísticas que nos definen desde la formación de la empresa. Por eso, en cada proyecto que realizamos, sabemos que hay espacios definidos para la flexibilidad en cada uno de los aspectos de la administración de la propiedad, edificio o bien inmueble.


Aplicar la flexibilidad nos lleva a diferentes aspectos como el económico, con todo lo referente a cobros y pagos. También la flexibilidad en el 2020 nos llevó a optimizar nuestros presupuestos operativos hasta en 25%, no por dejar de hacer sino por nuestras negociaciones a escala y los diagnósticos técnicos que resultaron en planes de acción efectivos.


Adaptabilidad


Las medidas imprevistas que impusieron las autoridades en el 2020 fueron muchas y en algunos casos las empresas no estaban listas para implementarlas. Con nuestros clientes siempre calculamos parámetros para contingencias y pese a que no esperábamos la escala de esta pandemia, pudimos rápidamente adaptar presupuestos, planes de mantenimiento, adecuaciones en infraestructura y hasta innovación. Por ende, para 2021 estamos preparados para adaptarnos a las necesidades cambiantes de nuestros clientes.


En conclusión, el año 2020 nos enseñó mucho sobre cómo adaptarnos y ser flexibles ante la incertidumbre para beneficio de nuestros clientes y este 2021 es un año en el cual estamos preparados para extender la aplicación de estos aprendizajes a más propiedades. Si estás buscando un aliado que te ayude a sacar provecho a tu propiedad aún en la crisis, contáctanos.